Argentina: aumentó el consumo de psicofármacos durante la pandemia

Según un informe de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) el consumo de psicofármacos como el clonazepam o alprazolam creció cuatro veces en relación con otros medicamentos durante la pandemia.

Especialistas señalan que fue a causa del estrés, la incertidumbre y la ansiedad que generaba la situación de confinamiento. También sostienen que durante el 2020 se vendieron 538.514 unidades más de clonazepam y 344.880 unidades más de alprazolam que en 2019. También hubo un incremento en el consumo de paracetamol.

Expertos recomiendan no utilizar estos psicofármacos ya que generan dependencia a largo plazo. Estos medicamentos químicos son creados con el fin de tratar enfermedades mentales, por lo que alteran el sistema nervioso central. Uno de los psicofármacos más consumidos son los tranquilizantes o ansiolíticos que disminuyen las manifestaciones de ansiedad o de angustia.

También lee : España lanza Plan de Acción de Salud Mental

La tendencia hacia estos fármacos continúa su curso, aunque con un porcentaje levemente menor que en el 2020. En los últimos tres años, se han vendido más de 4 millones de psicofármacos por mes en el país. Un factor importante es la automedicación, que los especialistas consideran peligrosa ya que puede generar dependencia y riesgos para la salud.

Organismos internacionales como Unicef señalan que los efectos de la pandemia que observamos ahora son solo la “punta del iceberg” de las consecuencias que generó la pandemia en la salud mental También sostienen que la alteración en las rutinas, la educación y el ocio, la preocupación por la salud y por la situación epidemiológica en general ha afectado profundamente a los jóvenes.