Argentina ganó a Paraguay 6-1 en el mundial de Futsal

. Cada equipo está formado por cinco jugadores y el partido se divide en dos tiempos de 20 minutos cada uno.

La selección Argentina de Futsal, actual defensor del título, derrotó este jueves 23 al equipo Paraguay por 6 a 1 pasando de esa manera a cuartos de final en el Mundial de Lituania. El próximo partido que va a disputar será contra Rusia el domingo a las 12:30 horas.

Con un flojo comienzo durante el primer tiempo para el equipo argentino, Paraguay logró realizar el primer gol de mano del jugador Julio Mareco. Pero durante el segundo tiempo, el equipo argentino tomó la delantera realizando seis goles.

También lee : Horner habla sobre la renovación de contrato de Checo Pérez

En cuatro minutos lograron meter cuatro goles consecutivos. El primero, por Angel Claudini, fue a los seis minutos del segundo tiempo, logrando así el empate. Luego le siguió el máximo goleador de la selección de Futsal, Cristian Borruto, a los siete minutos. Y consecutivamente a ellos, en los minutos ocho y nueve del segundo tiempo lograron realizar dos goles más por parte de Lucas Bolo y Santiago Basile.

Por más que Paraguay quiso acortar la diferencia, no le dio resultados. El destino del juego estaba marcado y quedó más claro aún cuando Damian Stazzone y Pablo Taborda realizaron dos goles más durante los últimos minutos del juego.

El equipo argentino viene quedando invicto durante los últimos partidos. Contra EE.UU ganó 11 a 0, con Serbia fue 4 a 2 y por último, antes del partido de este jueves, contra Irán ganó 2 a 1.

 Además en el mundial anterior, disputado en 2016 en Colombia, Argentina también quedó victorioso en casi todos los partidos, menos uno donde empató, consiguió la copa cuando ganó a Rusia por 5 a 4 en la final. La felicidad del equipo es enorme ya que su trabajo rinde frutos.

Ahora esperan derrotar a Rusia, su más fuerte rival, quienes fueron el primer equipo en clasificarse a cuartos de final luego de derrotar a Vietnam por 3 a 2, y así abrirse paso para disputar y tratar de conseguir la Copa una vez más.