Avanza proyecto que sanciona acoso sexual en la educación superior chilena

La iniciativa, aprobada este jueves por la Cámara de Diputados, promueve políticas integrales para prevenir, investigar y sancionar estas prácticas en establecimientos educacionales, como también comportamientos de violencia y discriminación de género.

El proyecto fue presentado en mayo de 2018 por las senadoras Isabel Allende (PS), Ximena Órdenes (independiente), Yasna Provoste (DC), Ena Von Baer (UDI) y el senador Carlos Montes (PS), en medio de las movilizaciones feministas de ese tiempo.

En diciembre de ese año fue aprobada en general, sin embargo, retornó a la Comisión de Mujeres con algunas sugerencias que, finalmente, no fueron acogidas y se mantuvo el texto original. Así, este 14 de enero volvió a ser aprobado con 113 votos a favor y 3 abstenciones. Ahora, la normativa se prepara para ser discutida en el Senado, la tercera instancia legislativa.

El objetivo es promover políticas integrales orientadas a prevenir, investigar, sancionar y erradicar el acoso sexual, la violencia y la discriminación de género en la educación superior. Asimismo, proteger y amparar a las víctimas con el fin de establecer ambientes seguros y libres de acoso sexual y discriminación.

También lee: Colegios públicos de Lima Metropolitana recibieron más de 12 mil solicitudes virtuales de matrícula

La ley busca abarcar a todas las personas que tengan relación con comunidades académicas de educación superior.

Para esto, el proyecto establece que los centro de estudio deberán contar con una estrategia que garantice que las políticas, protocolos y reglamentos sean conocidos al interior de las instituciones.

Así mismo, deberán tener unidades responsables de las implementación de estos protocolos sobre violencia y discriminación de género y, de forma separada, deberán contar también con las unidades necesarias que se hagan responsables de llevar a cabo los procesos de investigación y sanción del acoso sexual.

Acoso sexual

El estatuto, informado a la Sala por la diputada Erika Oliviera (RN), especifíca que se entenderá por acoso sexual cualquier acción o conducta de naturalera o connotación sexual, ya sea de manera verbal, no verbal, física, presencial, virtual o telemática, no deseada por quién lo recibe y que atente contra la dignidad, la igualdad de derechos, integridad física, sexual o emocional.

También, se considerará como acoso la creación de un entorno hostil o humillante que pueda amenazar o perjudicar las condiciones académicas o laborales de los involucrados, sin importar si es un comportamiento aislado o reiterado.