Colo Colo vs Universidad de Chile: superclásico inédito en la lucha por no descender

El partido más importante del fútbol chileno tendrá su edición número 236 este domingo. Sin embargo, por primera vez ambos equipos llegan al encuentro en medio de la lucha por la permanencia de categoría.

Un superclásico distinto se jugará hoy en el Estadio Monumental a las 18:00 horas, ya que los dos equipos más grandes del fútbol chileno se encuentran ad portas del descenso a segunda división. Circunstancias que agregan un mayor énfasis y suspenso al encuentro más esperado del año.

Por un lado, la situación más crítica la vive el local, pues los albos se hallan ante penúltimos en la tabla regular, ocupando la casilla número 16° con 29 puntos recolectados en 28 fechas. Posición que, aún manteniéndose parcialmente fuera de zona de descenso, compromete a los blancos a ganar a toda costa.

También lee: Un margen cada vez más estrecho para Hazard

No obstante, en la otra vereda los azules también “coquetean” con el descenso a Primera B, ya que los dirigidos por Rafael Dudamel se encuentran en la casilla número 16° de la tabla ponderada, –con un puntaje de 1,71 y una diferencia de 0,12 con el penúltimo. Hallándose al borde de la zona de descenso que representan los dos últimos puestos (17° y 18°). 

¿Cuál es la diferencia entre las dos tablas en cuestión (ponderada y regular) y cómo operan?

En primer lugar, este campeonato tendrá una definición distinta a lo que se acostumbra. Aquello, debido a las complicaciones que afectaron a la campaña anterior en 2019 (a raíz de las movilizaciones sociales) y a la irregularidad que ha presentado el torneo actual por la pandemia de Ccovid-19.

Es por estas razones, que la Asociación Nacional de Fútbol Chileno, decidió que la zona de descenso y la pérdida de categoría se definiría entre las dos tablas. Anuncio que se vio motivado por la cancelación del torneo anterior, en donde no hubo descenso alguno y se “congeló” la tabla.

Así, entre los 18 equipos del fútbol nacional, dos bajarán de forma directa a segunda división: el último de la tabla ponderada (en donde se promedian los puntos obtenidos en ambos torneos) y el último de la tabla regular. Mientras, ambos equipos que finalicen en la penúltima casilla, respectivamente, disputarán una llave definitoria para encontrar al tercer descendido.

De esta manera, Colo Colo aún manteniéndose fuera de la zona de descenso (en donde se encuentran los últimos dos equipos de la tabla regular, Coquimbo e Iquique), se vería obligado a jugar la llave definitoria, pues Iquique se encuentra último en la tabla ponderada (descendiendo directamente) y penúltimo en la regular, situación que fuerza al 16° a disputar la liguilla en reemplazo del 17°.

Por lo tanto, ambos equipos llegan con el “fantasma de la B” acechandolos y con la obligación de ganar un partido fundamental. Con seis fechas pendientes, los dos equipos más grandes de Chile se juegan la categoría ante el archirrival, un registro inédito.

Razón por la cual se espera un encuentro tenso, de altas vibraciones y mucho nerviosismo. De modo que, aún sin público en las gradas, será como de costumbre uno de los partidos más vistos y comentados del año.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *