Duro golpe para las matrículas universitarias en Colombia

La pandemia causada por la COVID-19 ha sido un punto elemental para que las universidades tanto públicas como privadas, recibieron un bajón en cuanto al número de estudiantes matriculados siendo un caso lamentable en este sector que esperaba mejorar en este aspecto. 

Según lo informado por El Tiempo mencionó: “La última vez que el número de estudiantes en la educación superior aumentó fue en el 2017, cuando alcanzó los 2’446.314 matriculados. La cifra para el año pasado fue de 2’355.603, lo que implica que en cuatro años el sistema perdió más de 90.000 estudiantes, el 44,8 por ciento de ellos nada más en el último año”. 

Además, es un problema que viene dándose en los últimos años, según un análisis del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES), entre los años 2019 y 2020 las universidades privadas sufrieron un descenso del 2.2% lo cual representa un total de 1.151.708 cuando llegaron a tener 1.178.120. También dentro de dicho estudio, desde el 2017 la apertura de cupos universitarios en ese mismo sector educativo, ha bajado el 33%.

También lee : Perú: Minsa asegura que es inviable aperturar más colegios este año

Por otro lado, las universidades públicas han tenido un panorama más alentador, ya que de 418.068 estudiantes inscritos en 2019 pasaron a tener en 2020 cerca de 459.250 tan solo para el primer semestre, pero en cuanto a la disminución de matrículas, se ve reflejado el 1.1 % que representa una cifra de 1.218.130 estudiantes en 2019, para un total de 1.203.895 qué es la cifra actual. 

Para la perspectiva del Gobierno es complejo ver los números que van en picada, ya que en vez de mejorar la calidad y número de ingresos universitarios, los índices vienen cayendo del 52,81% al 51,6% dejando entre ver que la meta en cuanto a la educación no se viene cumpliendo respectivamente. 

Ahora la implementación del proyecto de matrícula cero ha sido cuestionada por lo que sería su ejecución, ya que a pesar que busca beneficiar a los jóvenes de estratos 1, 2 y 3 quiere darse como una política de Estado, pero son cerca de 650.000 que no representan tal nicho social que busca recibir tal beneficio.