El juego del calamar: un drama distópico, complejo e interesante

Explorar las tendencias nunca falla y, en las últimas semanas, “El juego del calamar” está siendo la elección predominante para muchos usuarios que, a través de este drama distópico, han entrado de lleno en el complejo e interesante mundo de la ficción surcoreana.

La serie escrita y dirigida por el director coreano Hwang Dong-hyuk, que afirmó haberse inspirado en la novela ‘Battle Royale’ y en el manga ‘Alice in Borderland’ para dar forma a esta sádica producción que reúne a muchas de las principales estrellas de Corea del Sur y ha sido elogiada por su ejecución magistral.

El título de la ficción procede de un juego tradicional coreano denominado “Squid Game” donde un atacante y un defensor deben enfrentarse y dibujar en el suelo diferentes formas geométricas que, juntas, formarán la figura de un calamar. Si un atacante logra superar al defensor y pisar la cabeza del calamar, ganará el juego. El perdedor, por el contrario, será asesinado.

También lee : Queen estrena tienda para celebrar su 50 aniversario

El juego del calamar se estrenó en Netflix sin que la plataforma hiciera gran esfuerzo por promocionarla. Sin embargo, se ha convertido en la serie más vista de la compañía en todos los tiempos.

La carrera de supervivencia reúne seis desafíos mortales todos basados en los juegos infantiles que se popularizaron en la década de los 70, algunos de ello: luz roja, luz verde; escondite inglés; el hombre del panal.

La serie de nueve episodios ha causado tanto furor que algunos han buscado ir más allá, analizando la trama, imágenes e incluso la existencia del número telefónico que aparece en la producción.

Y es que aunque pensaban que el número sería parte de la producción, en realidad es que el número existe y pertenece a una persona de la vida real que ha denunciado un extremo acoso por culpa de la serie de Netflix.