Gig workers: talento y flexibilidad

Foto tomada de: https://growinghr.com.uy/

Trabajadores eventuales, freelancers, empleados subcontratados. Variados son los términos que podríamos englobar en la categoría de gig workers. El mundo del trabajo se ha revolucionado y son cada vez más las empresas que apuestan a una fuerza de trabajo eventual que logre cubrir demandas o proyectos específicos.

La búsqueda de talento y los gig workers

El reclutamiento y la retención de talentos es una de las principales ocupaciones de los departamentos de recursos humanos. Sin embargo, en la búsqueda de habilidades específicas los reclutadores se han encontrado con déficit en relación a la demanda. El 75% de los profesionales dedicados a la gestión de talentos indican que existe una escasez de habilidades entre los empleados, según la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos.

En este contexto, se presentan como una alternativa atractiva los gig workers: trabajadores independientes con contratos eventuales, sin horarios y expertos en determinadas disciplinas.

Tambien lee : 5 debilidades del Home Office

Marketing y diseño digital, redacción y periodismo, análisis de sistemas y big data, traducción y seguridad informática, son solo algunas de las áreas en donde la contratación de gig workers ha comenzado a  pisar cada vez más fuerte. La adquisición de talentos por medio de gig workers permite a las empresas un proceso de incorporación más rápido.

Esto, debido a que la persona no se suma como trabajador permanente de la empresa. Por lo tanto, se reducen ciertos costos, como un salario fijo, días de vacaciones pagas, aguinaldo, entre otros. Esta tendencia en auge permite hacer un uso más eficaz de los presupuestos.

Por otro lado, esta forma de empleo resulta una alternativa atractiva para muchos jóvenes talentos. Les permite un mayor dinamismo y el poder de la elección en relación a proyectos que les resulten desafiantes a nivel profesional. La flexibilidad en relación a tiempos y lugares es otro de los grandes beneficios que ven quienes optan por esta modalidad. No hay jornadas laborales delimitadas, así como tampoco existe la necesidad de trasladarse a una oficina, debido a que son encargos factibles de realizar de manera remota.

La modalidad del futuro

Las empresas se topan hoy con el desafío de subirse a esta nueva ola enmarcada en la denominada «Cuarta revolución industrial». El 75% de los líderes de gestión de talento han incorporado esta modalidad flexible a sus estrategias de reclutamiento, según un estudio de la consultora Randstad


Las organizaciones se encuentran hoy con el desafío de atraer al mejor talento contingente. La exclusividad de la relación laboral con una institución deja de ser la norma. Los gig workers pueden encontrarse realizando diferentes proyectos en organizaciones del mismo rubro. Las empresas que logren posicionar su marca empleadora y generar proyectos dinámicos e irresistibles se transformarán en la opción preferencial. Mientras que aquellas organizaciones que no logren salir del esquema tradicional de reclutamiento, verán sus posibilidades de contratar a los mejores gig workers seriamente dañadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *