Hill House, del libro a Netflix

Para los amantes del gótico y el terror psicológico, «La Maldición de Hill House» es un manjar, tiene todo lo necesario para inquietar, tanto en el libro como en la pantalla.

Personalidades retorcidas, conflictos familiares, historias ocultas y la muerte siempre esperando detrás de la puerta. Esos son las principales características que envuelven a la literatura gótica, bien representada en el libro de Shirley Jackson y también en la serie de Netflix.

Cuando el mundo de un libro pasa a la pantalla, se está dando una intertextualidad -una relación entre producciones-, donde, en este caso, el texto base es el libro de Jackson y el derivado es la serie creada por Mike Flanagan y estrenada el 12 de octubre de 2018.

Ha habido otros derivados del texto base, en el 63’, Robert Wise dirigió “The Hounting” en una versión bastante fiel a la de Shirley Jackson. En 1999 hubo otro largometraje, pero muy alejado de la esencia, casi que un terror burdo.

Tambien lee : Efectos de la medicina estética sobre el Bienestar Emocional

La escalera utilizada en la versión del 2018 es prácticamente igual que la del 63’. Una caracol de hierro, altísima y tambaleante que lleva hacia una plataforma perfecta para colgarse.

En la serie, se cambiaron muchas cosas, mutaron las relaciones entre los personajes puesto que en el libro son desconocidos y ahí son todos parte de una familia. Mike Flanagan y los guionistas de la serie le rindieron tributo a la autora original al crear el personaje de Shirley Craig, la hermana mayor. Y también le cambiaron el nombre al doctor Jonh, poniéndolo como Steve Crain, otro hermano mayor.

El libro de Jackson también tiene un texto base, y es uno de sus propios cuentos: “La lotería”, que fue publicado en 1948, nueve años antes de “La Maldición de Hill House”. “La lotería” contiene como hecho principal una lluvia de piedras ocasionada por humanos, y en la novela también hay una misteriosa lluvia de piedras, catalogada como poltergeist.

Shirley Jackson era una mujer triste, primero desvalorizada por un marido infiel que la llamaba “una tonta con talento” y luego abandonada por él. Se puede pensar que el personaje de Eleonor, sobre todo la del libro, tiene características de la propia autora.

A pesar de los cambios y de los cuantiosos agregados de suspenso por parte de Flanagan, la enferma Hill House de la serie mantiene elementos del gótico, tanto en el guión como en la imagen. La oscuridad y el suspenso psicológico son los bastiones de la producción de Netflix.