La censura de Carlos Gallardo y el futuro de la educación peruana

El ministro de Educación peruano, Carlos Gallardo, fue censurado por el Congreso de la República después de ser cuestionado por la filtración de la Prueba Única Nacional de Evaluación Docente 2021, con 70 votos a favor, 38 en contra y 7 abstenciones.

La censura sugiere que el personaje político es cuestionado por su actividad, que además de la filtración, podría estar vinculado a grupos radicales como Patria Roja y el Sendero Luminoso.

Su hija, Ynés Gallado, también ha sido acusada de filtrar la prueba y enviársela a la parlamentaria Lucinda Vásquez por un testigo anónimo, quien además aseguró que el examen fue vendido por tres mil soles.

También lee : MEC incluirá la enseñanza del inglés desde la primaria, tras convenio con Uruguay

Anteriormente, Gallardo había señalado que de comprobarse la filtración, donde varios profesores tuvieran acceso al contenido de la Prueba Única Nacional, el proceso estaría “empañado, ensombrecido, sería turbo y tendría forzosamente que ser invalidado”.

La moción fue impulsada por la bancada de Renovación Popular, con el apoyo de Avanza País, Alianza para el Progreso, Fuerza Popular y Podemos Perú.

María del Carmen Alva, presidenta del Congreso, anunció que el acuerdo será comunicado al presidente Pedro Castillo, quien tendría 72 horas a cumplirse el día de hoy, para aceptar la dimisión y definir quien tomaría el cargo. No hay candidatos voceados.

Por otro lado, la presidenta del Consejo de ministros, Mirtha Vásquez, expresó su preocupación.

Reconoció que se trabaja “con el presidente de la República para encontrar una opción para ministro o ministra de Educación que garantice en primer lugar el trabajo, la gestión de un sector tan importante como el sector educativo y que garantice el objetivo principal que tenemos a corto plazo, que es el retorno a las clases”.

Finalmente, Eduardo Salhuana, vocero de la bancada de Alianza para el Progreso, expresó que sería un “error” que el presidente Castillo eligiera a alguien de la bancada de Perú Libre.

“No dudo que haya colegas con la capacidad necesaria para el cargo (…), pero creo que se correría de alguna manera un riesgo de continuar con una visión de manejo con sesgo ideológico en un partido sindicalizado y no una mirada más objetiva”.