La Colombia Humana cuenta ya con personería jurídica

La Sala Plena de la Corte Constitucional otorgó personería jurídica al movimiento ciudadano Colombia Humana, encabezado por el senador Gustavo Petro. El principal argumento que se tuvo en cuenta para otorgar el reconocimiento, fue el Estatuto de la Oposición.

Esta decisión del alto tribunal tiene su origen en 2018 con la negación del pedido formal de reconocimiento del movimiento presentado ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), meses después de los comicios presidenciales en los que Gustavo Petro ocupó el segundo lugar. 

Uno de los argumentos principales del CNE, para negar el reconocimiento, fue que entre los requisitos para este fin, está haber participado en unas elecciones al Congreso y alcanzar el 3%del total de los votos en dichos comicios. A raíz de esto, el líder del movimiento presentó una tutela para revertir la decisión.

También lee : Pende de un hilo: el TLC con China y la posición de Uruguay en el Mercosur

La Sala Plena, tras tres jornadas extensas de discusión, encontró que en los procedimientos se desconocieron las garantías de la oposición establecidas en el artículo 112 de la Constitución. Sumado a este artículo, el Estatuto de Oposición permite la consolidación de una alternativa de poder mediante la incorporación del candidato derrotado a la bancada de su organización política en el Congreso, permitiendo, además, que los ciudadanos que votaron por la opción derrotada también se encuentren representados en el Congreso.

Por estas razones, al obtener Petro la segunda votación en las elecciones presidenciales, y conseguir por esa vía una plaza en el Congreso, sí se le debía otorgar  la personería jurídica a su movimiento Colombia Humana.

La Corte constató que existe un vacío en el acceso a la personería jurídica para los movimientos ciudadanos cuyos candidatos han tenido una participación significativa en elecciones presidenciales.

El fallo emitido por la Sala Plena de la Corte Constitucional, establece que es de suma importancia,que la agrupación política a la que pertenece el candidato derrotado, en este caso, Gustavo Petro; cuente con personería jurídica, debido a que, sus programas de gobierno representan un contenido ideológico y programático que fue objeto de significativo apoyo ciudadano, reflejado en la adopción de los estatutos del movimiento

político.

Otro argumento que fue decisorio para el alto tribunal fue que, Colombia al ser un Estado pluralista, debe garantizar el ejercicio de la oposición, en cuenta los derechos que se derivan del mismo ejercicio y las garantías consagradas consagradas la Ley Estatutaria 1909 de 2018.

Además, la Sala Plena consideró que garantizar en estas condiciones el ejercicio del derecho fundamental a la oposición política, es determinante para consolidar nuevas fuerzas políticas en el escenario electoral.

¿Qué viene ahora para la Colombia Humana?

La obtención de la personería jurídica significa para la Colombia Humana un paso importante en el ejercicio de oposición política. De cara al inicio de las campañas presidenciales, el ahora partido político puede presentar un candidato en solitario, sin necesidad de recolectar firmas o buscar el aval de otro partido. 

Sumado a esto, el Estado debe garantizar apoyo económico para el funcionamiento del partido, así como lo hace con los demás partidos que tienen representación en el escenario político. Otro de los beneficios con los que ahora cuenta, es el acceso a medios de comunicación como partido político. Además, obtuvo el poder para declararse formalmente en oposición.

Este paso, además de darle el estatus y beneficios de partido político a la Colombia Humana, también fortalece la democracia del país. Por muchos años, Petro se denominó a sí mismo como líder de la oposición sin serlo formalmente en el papel. Ahora, con el reconocimiento de la corte, la oposición se fortalece y obtiene garantías que antes no tenía y que debían exigir a partir del Estatuto de la Oposición.