La educación física y su importancia para prevenir el sedentarismo

En pleno siglo XXI la educación física tendría que ocupar un lugar más importante en nuestra vida, no necesitamos tener el objetivo de volvernos un deportista profesional, basta con entender que el sedentarismo está más que nunca presente y que es pertinente realizar algún tipo de ejercicio físico.

Por esto, en las escuelas y liceos debería dársele más énfasis a esta actividad. Así como se busca formar las habilidades mentales y prácticas de los alumnos, también se debería buscar educarlos acerca de su propio cuerpo y de cómo cuidar su salud de forma atlética.

Implementar estás prácticas de forma regular en escuelas y liceos también ayudaría a poseer un estado de equilibrio mental, en donde el alumnado podría luchar contra el estrés que generan sus clases. Es nutritivo enseñarle a niños y a adolescentes acerca de esta práctica, ya que les serviría también en su vida profesional como adultos. Tanto trabajar en una oficina, como muchas otras profesiones requieren de estar siempre sentados, lo que provoca graves dolores de espalda. Crear este hábito desde una temprana edad favorece a que en un futuro se puedan prevenir ciertas enfermedades provocadas por el sedentarismo de sus profesiones.

También lee : Vientre: maternidad o negocio

En Uruguay, más de la mitad de los mayores de 18 años no realizan actividad física, mientras que los menores de 12 años son las personas más físicamente activas. A medida que las personas envejecen menos actividad física realizan. Lo cierto es que la actividad física es la única alternativa para la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, y su formación y educación en escuelas y liceos puede ser una herramienta para informar y concientizar acerca de los cuidados de nuestro cuerpo.

Según la encuesta llamada “Hábitos deportivos y actividad física” realizada por la firma Opción Consultores, a pesar de que más de la mitad de los mayores de 18 años no realizan actividad física, hubo un incremento, un 17% más de mujeres realiza alguna actividad física en comparación con el 2005 y un 50% de los hombres realiza actividad física actualmente, cuando antes era solo un 34%.

Según el secretario nacional de Deporte, Fernando Cáceres, estos cambios se deben gracias a una mejor promoción del deporte y a la expansión de estos centros, tanto de forma pública como privada, con mejores infraestructuras y programas.

Promoviendo la educación física, tanto en escuelas como en zonas barriales, estamos dándole batalla al arraigado sedentarismo que posee nuestra sociedad. Preocuparse e informarse acerca de los daños que le podemos hacer a nuestro cuerpo si no realizamos ninguna actividad, tiene que ser de conocimiento público y se le debe dar la importancia que merece.