La NASA propone una escala para buscar vida extraterrestre

En un artículo publicado en ‘Nature’, bajo la dirección de Jim Green, científico jefe de la NASA, un equipo de investigadores propuso la creación de una escala de siete niveles que servirá para evaluar y combinar las diferentes pruebas que responderán la pregunta acerca de si hay o no más vida en el universo.

En el primer paso de la escala, los científicos reportarán indicios de una forma de vida, en el nivel 2 se aseguraran de que la detección no esté influenciada por instrumentos contaminados de la Tierra y en el tercer paso mostrarán cómo se manifiesta esta señal biológica en un entorno análogo. Además, se complementará con información sobre si el medio ambiente es o no, capaz de sustentar vida.

Esta escala se aplicara con el  Perseverance (rover) que recolectará muestras para que posteriormente diferentes equipos científicos verifiquen, de forma independiente, los posibles indicios de vida en las muestras de Marte con una variedad de instrumentos. De igual forma, esta escala se aplicaría a los descubrimientos más allá del Sistema Solar.

Se cree que en la Vía Láctea el número de exoplanetas puede ser más de 200.000 y 400.000 millones. Sin embargo, para explorar y analizar atmósferas similares a las de la Tierra, serían necesarias nuevas tecnologías, como el telescopio espacial James Webb, que se lanzará a finales de este año, es el próximo gran avance en esta área.

También lee : Lactancia materna: importancia y beneficios

Para alcanzar el nivel 4 se debe encontrar en la atmósfera de un exoplaneta gases como el oxígeno y el metano, que indicarán que hay vida. Luego, los astrónomos necesitarán una segunda detección independiente de algún indicio de vida para así acercarse a las dos fases finales que confirmarán que sí hay más seres en este universo.

Próximas misiones como Europa Clipper, un orbitador que se dirigirá a la luna helada de Júpiter “Europa”,  a finales de esta década. Y Dragonfly, un octocóptero que explorará la luna Titán de Saturno, que proporcionará información vital sobre los entornos en los que quizás algún día se pueda encontrar alguna forma de vida.