La paradoja entre la tecnología como medio de sociabilización y el costo humano de su realización

Lo que sostienes en las manos en estos momentos, aquel teléfono, computador, tv… que te sirve para estar vinculado a este gran centro de conexiones, ha sido diseñado, y su funcionamiento ha sido posible debido a una serie de materiales. 

Uno de estos materiales es el coltán, un mineral color negro, compuesto por Columbita (Fe) y Tantalia (Mn), resistente a altas temperaturas, y que es utilizado para la fabricación de baterías de dispositivos móviles, GPS, ordenadores, drones, equipamientos médicos, y que también está presente en la industria aeronáutica, aeroespacial y de defensa. Las reservas mundiales de estos minerales mencionados, se encuentran en un 80% en la RDC.

Pero ¿Sabías que estos minerales presentes en nuestros dispositivos tecnológicos, están financiando la violencia en el centro de África?

Aproximadamente, desde la década de los 90’, la República del Congo se ha estado llevando uno de las mayores expoliaciones de la historia debido a la gran riqueza que posee esta zona. El continente africano ha estado la mayor parte en guerra, bajo diferentes dictaduras y disputas, además de grave inestabilidad política que regula y provee una mejor calidad de vida para los ciudadanos africanos.

En las minas de coltán, debido a la fisionomía del lugar, parte de las personas que trabajan en la extracción de este mineral son niños, ya que se necesitan cuerpos pequeños para poder sacar con rigurosidad estos minerales. En estas minas no hay solo trabajo infantil, sino que también hay privacidad de derechos básicos y humanos, como el derecho a la educación y a un salario que sostenga una vida digna.

El trabajo infantil no solo se ve en las minas, sino que también en las milicias y grupos rebeldes. Niños y jóvenes que crecen bajo la línea de la violencia, que les priva de valores fundamentales para contribuir positivamente a su entorno. Parte de estas milicias controlan de manera ilegal las minerías, estableciendo ellos, una serie de impuestos que son a más bajo costo para las empresas, que los impuestos que se cancelan a través de un contrato social, que otorga el camino legal y limpio.

Caddy Adzuba, periodista congoleña, menciona en El Diario: ‘’Solo en mi provincia hay un centenar de minas y de estas solo un 10% son legales’’.

En un estudio realizado por la escuela francesa Ecole de Guerre Economique titulado Guerre du Coltán en RDC, escribe: “Europa y Estados Unidos son totalmente dependientes de las reservas extranjeras de coltán”, explica el estudio de la ECG, que prosigue: “Si actualmente Australia o Brasil exportan en grandes cantidades, la apuesta geoestratégica de las potencias que razonan en términos de reservas, está en la RDC. En efecto, el coltán de la región del Kivu representa entre el 60% y el 80% de las reservas mundiales de tantalio. Lo que está en juego para estos Estados dotados de sistemas de defensa y de alta tecnología es que el coltán, además de su potencial económico efectivo, es estratégico’’.

Xavier Aldekoa en la entrevista para lasexta.com, menciona: ‘’De aquí sale parte de los minerales que acaban en los sistemas electrónicos de nuestras casas’’.

También lee : FAVOR NO LEER ESTE TEXTO

Hablando más con Xavier Aldekoa, comenta que hay dos escenario: una es en Kivu donde hay minería artesanal, en la que muchas de ellas están tomadas por grupos rebeldes y dos en Katanga (sur del Congo) en donde hay más explotación industrial y se ven empresas de Canadá, Rusia y China, entre otros. Las minas de Katanga tienen más fiscalización, pero esto no está totalmente libre de conflictos de intereses.

En el informe actualizado el 2 de Julio del 2020 por Global Witness y PPLAAF, escribe:

‘’La República Democrática del Congo también posee los depósitos de cobalto más ricos del mundo, un mineral clave utilizado en vehículos eléctricos y otras tecnologías de energía renovable. En el que la mayoría de las economías dependerán para ayudar a enfrentar la crisis climática. Durante los últimos 15 años, la demanda de cobalto se ha disparado y el apetito mundial por las reservas congoleñas trajo muchas esperanzas de desarrollo e importantes ingresos estatales en el futuro.’’

Te puede interesar : Conflicto de Tigray violento y causante de hambruna

‘’Sin embargo, a pesar de su riqueza mineral, la República Democrática del Congo es uno de los países más pobres del mundo, con más del 72% de la población que vive con menos de dos dólares al día. La corrupción y la mala gestión significan que los ingresos de la minería en la República Democrática del Congo con demasiada frecuencia, terminan en cuentas bancarias en el extranjero, en lugar de en el Tesoro del país, lo que significa que el pueblo congoleño se pierde las recompensas que los recursos del país deberían traer.’’

La paradoja del incremento de los dispositivos móviles tras la pandemia y la explotación humana en Africa

El informe emitido por GFK que es la compañía de investigación de mercados más grande de Alemania y la quinta más grande del mundo, revela que en Chile en el 2020, la categoría de computación creció +95% y pasó a representar en el 2019 un 18,2% y a un 24,7% en 2020, seguido de la categoría de telefonía que incrementó un +35%.

A nivel global, 7 de las 10 grandes fortunas del mundo están ligadas al sector tecnológico según el Statista. 

PANDEMIA, INCREMENTO DE LA TECNOLOGÍA Y DENUNCIAS OBSOLETAS

La llegada de la pandemia ha provocado que muchas personas se adecuen a la vida por medio del ciberespacio: teletrabajo, telestudio, teleconsultas médicas, y un sinfín de acciones sociales que ocurren por medio de las plataformas de Internet. Muchos compraron celulares, computadores y aparatos esenciales para poder seguir gestando su futuro y también poder sostener el trabajo que consolide la economía del hogar, la educación de los jóvenes y también la entretención. 

Según la Subsecretaria de Telecomunicaciones en Chile, Pamela Gidi, comenta: “El consumo promedio mensual por usuario de Internet fija y móvil, en abril del 2020, creció exponencialmente por la pandemia de coronavirus, ya que los usuarios están realizando más actividades de manera remota que antes (…) Pese a esto, el uso masivo de datos viene siendo una realidad en Chile antes del incremento del teletrabajo o educación remota’’.

Los primeros meses de pandemia arrojaron una caída importante en la economía mundial, aunque la industria que menos se vio afectada es la de la tecnología. En China en el 2020, las bolsas caían, y sus ingresos disminuían en un 20%, pero meses después, en el 2021, vemos cómo remontó rápidamente la demanda de dispositivos tecnológicos, siendo hoy la tecnología la base de ingresos. 

TECNOLOGÍA LIBRE DE CONFLICTO 

Tecnología libre de conflicto es una campaña impartida por la ONG de Jesuitas. Bajo esto, promueven que los dispositivos tecnológicos no tengan vulneración a los derechos humanos en ningún proceso de en su manufactura. Ante ello, crearon una petición que actualmente se encuentra en tramitación. Acá te compartimos el link para que te informes a profundidad sobre su trabajo y sobre la conciencia que promueven para una tecnología libre de conflictos.

Por otro lado, están naciendo empresas conscientes con todo el proceso de manufactura de los dispositivos tecnológicos, es el caso FairPhone una empresa ubicada en Amsterdan que crea teléfonos producidos con el mínimo impacto posible para las personas y el planeta, en el que busca ser más justo y llamar a que los consumidores se replanteen sobre qué es lo justo en términos de creación de dispositivos tecnológicos. 

Actualmente FairPhone cuenta con un sitio web en donde cuenta de su trabajo y sus proyecciones. En Revista Solsticio te invitamos a googlear, revisar y buscar en todos los medios fidedignos para infórmate sobre este y otros temas.

MÁS ALLÁ DE CHILE 

Este problema debería importarnos a todos, independiente de dónde seamos. No solo en Chile hay zonas de sacrificios, no solo en Africa hay problemas graves. En Latam y en el mundo compartimos el dolor de la degradación del hábitat y de la implicancia hacia la vida humana. Son cientos las personas que luchan cada día para que la industria de extracción de minerales sea consciente. Sin embargo, la sed extractivista, de poder y supuesto crecimiento, sigue siendo un fuerte pilar. El llamado es a no desistir, y comenzar a exigir como consumidores que cada creación de dispositivos tecnológicos sea creado con conciencia, empresas como FairPhone lo demuestra y así todas las personas que tienen una idea ecológica para el desarrollo. 

Dejo para reflexionar una frase del poema de Mario Benedetti: ‘’¿Qué pasaría si el grito de un continente fuese el grito de todos los continentes?