Las criptomonedas y su impacto en el medio ambiente

Las criptomonedas han entrado en el sector económico mundial desde hace ya
varios años. Últimamente, este tipo de moneda ha marcado tendencia,
por recientes declaraciones del ejecutivo Elon Musk, quién mencionó el abandono del bitcoin
como forma de pago por parte de Tesla.

Las razones por las cuales el empresario tomó esta decisión aluden al
impacto ambiental de la divisa electrónica. Como consecuencia, se ha generado un debate entre las criptomonedas y su consumo energético en relación al deterioro ambiental.

A pesar de ciertas afirmaciones sobre la creencia de que este sistema monetario
es más ecológico al ser totalmente electrónico y no tener representaciones físicas
como monedas o billetes, además de estar formado por una red de usuarios que
se comunican entre sí utilizando un protocolo a través de internet, se ha visto en
tela de juicio en cuanto a sus verdaderas consecuencias con el ambiente.

También lee : Ropa de segunda mano: una opción para ayudar al medio ambiente

Una de las preocupaciones sobre el bitcoin es el hecho de que consume
demasiada energía, de hecho, fue la agencia Reuters quién señaló a Elon Musk
por defender la energía limpia y al mismo tiempo utilizar bitcoins.

La dependencia energética para producir esta moneda sobrepasa los límites
normales considerados para el consumo de energía en ciertos países., sólo El Bitcoin consume más energía que naciones como Dinamarca, Bulgaria,
Bielorrusia y Argentina, con una estimación de 149 teravatios-hora según los datos
que recoge la Universidad de Cambridge.

A pesar de que la moneda es digital, la contaminación es una realidad. La
huella de carbono que genera la minería del bitcoin sobrepasa los 17.000
kilotoneladas de dióxido de carbono.

En adición a estos argumentos, ciertos estudios climáticos exponen un
aumento del 30% en el consumo de luz de ciertas ciudades desde el protagonismo
que han tomado las criptomonedas a nivel económico mundial, esto debido a la
cantidad de corriente que se necesita para minar las criptodivisas.

Asimismo, tras el anuncio de Elon Musk sobre el abandono de la criptomoneda
antes mencionada, el Bitcoin cayó un 5% en tan solo 5 minutos, hasta enfrentar
pérdidas de un 31% frente al dólar estadounidense.

Por otra parte, la criptomoneda Ethereum comenzó, después de años de
estudio, pasos para reducir el consumo energético de la producción de su moneda
digital. De esta forma, el Bitcoin se ve en una , posición donde debe tomar acciones. Debe reducir y evitar un mayor deterioro ambiental lo más pronto posible, para impulsar su avance
después de una terrible pérdida.

Además, algunos de los atractivos a los que aspira Eutherum no solo
influyen en la parte ambiental, también permitirán transacciones
más rápidas, desarrollándose como una criptodivisa más competitiva frente a otros
medios de pago.