Latinoamérica reprueba en educación LGBTI

Los estudiantes LGBTI sufren una «victimización» y «un entorno escolar hostil» en América Latina. Así lo alertó el Informe de Seguimiento de la Educación de América Latina y el Caribe. Un documento divulgado por la UNESCO, producido por Global Education Monitoring (GEM) y el Laboratorio de Innovaciones Educativas (Summa).

El estudio aplicado en Colombia, Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Uruguay reveló que la discriminación a esta población genera inseguridad y duplica las probabilidades de deserción de estos estudiantes, llevándolos a sufrir altos grados de depresión.

Según Javier González, director de Summa, pese a que hay avances en la región con la introducción de leyes de identidad de género y contra la discriminación en varios países, el clima escolar sigue siendo innegablemente hostil para los estudiantes LGTBI.

González también aseguró que a pesar de los esfuerzos realizados, los estudiantes pertenecientes a la comunidad LGTBI siguen siendo propensos a sufrir acoso verbal, violencia psicológica y física por parte de sus compañeros y principalmente de sus profesores. Hecho que  no solo afecta su dignidad, sino también su desarrollo socio-emocional y aprendizajes, lo que puede derivar en deserción escolar.

También lee : Con escasa educación, leer representa un privilegio de pocos paraguayos

De esta forma, el informe sostiene que en Colombia, al menos el 15% de los estudiantes ha sido víctima de violencia escolar a causa de su orientación sexual. A esto se suma que los currículos en su mayoria, no incluyen formación en contra de la discriminación hacia esta población.

Pese a ello, el país se destaca en algunas normativas, como los “Lineamientos de la Política de Educación Superior Inclusiva», donde se destaca la necesidad de trabajar con enfoque de género, teniendo en cuenta la diversidad y sus particularidades.

La situación en otros países muestra casos como el de Chile, donde cuatro de cada cinco estudiantes LGBTI no se sienten seguros. Mientras que en México, el 75% experimentó acoso verbal e insultos y el 66% sufrió acoso escolar. En Perú, alrededor del 17% de los estudiantes LGBTI denuncian agresiones físicas.

Pero uno de los datos más preocupantes del documento es que los jóvenes de la región, que experimentaron mayores niveles de victimización por su orientación sexual, tienen al menos el doble de probabilidades de no asistir a la escuela y presentar altos niveles de depresión.

Ante el preocupante panorama presentado en el informe, Manos Antoninis, director del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la Unesco, señaló que para que exista una sociedad inclusiva, las escuelas deben serlo. Además aseguró que si en los centros educativos se discrimina a determinado tipo de persona, esto influirá en su manera de comportarse en el futuro.

En la región, pese a que varios países avanzan en la construcción de una educación más inclusiva, aún hay algunos en los que se discrimina a la población LGBTI a nivel educacional. En Brasil, el gobierno se comprometió a eliminar el contenido LGBTI de los libros de texto. Por otro lado, en Paraguay se prohibió la difusión y el uso de materiales educativos sobre teoría y/o ideología de género.