Los Guantes

El fútbol al igual que la bolsa de valores, siempre tendrá diariamente gran variedad de movimiento acorde a algún campo o área específica; viendo y asemejando de esta manera, si desde el campo de la economía vemos un detallado estudio del dólar hasta el café con cierto número de cifras acorde a su valor, en el fútbol pasa lo mismo, vemos que hay gran interés por los delanteros o uno que otro jugador que ocupe la funciones en el centro del campo acorde a su talento.

Aun así, siempre escuchamos poco que la figura del arquero tenga un mayor movimiento. A pesar de que últimamente, los equipos de gran renombre están buscando mejores alternativas en esta posición. Es así, como el Real Madrid tiene al belga Thibaut Courtois quien fuese el mejor guardameta del mundial de Rusia 2018. El Liverpool cuenta con el brasileño Alisson Becker. Arsenal tiene al alemán Bernd Leno; y para nuestro orgullo patrio, David Ospina será uno de nuestros más grandes referentes en el exterior con el Napoli italiano.

Por un lado, me alegro de que Ospina tenga ese buen nivel, ya que es un portero el cual representa seguridad y constancia, pero por otro lado, me preocupa el panorama de nuestros porteros, quienes en la actual liga colombiana, vienen desempeñando una labor bastante interesante siendo figuras en sus equipos.

También lee : Digan sus nombres

Si bien se recuerda, nuestro balompié nacional, también daba garantía en cuanto a arqueros se trata, en aquellos tiempos en que veíamos a Óscar Córdoba en Argentina, jugando para Boca Juniors, Faryd Mondragón en Turquía, con Galatasaray, Miguel Calero con el Pachuca mexicano. Eran nuestros talentos más destacados a nivel internacional, donde se podía decir que podíamos dar más de lo habitual, pero que hoy en día es lo contrario.

Entonces la pregunta a hacerse es ¿Qué está pasando con nuestros goleros?, ¿Cuál será el futuro de los arqueros de Colombia?. Empezando por una primera estancia, a lo largo de estos años, han llegado a la liga colombiana ha ocupar el puesto porteros del Uruguay, Argentina y Paraguay, países donde los clubes colombianos han puesto mayor foco.

Esto hace que al darle la oportunidad a un extranjero, al propio jugador local le toque conformarse con esperar en la banca, anhelando estar en la titular, y más cuando de un arquero se habla.

Hoy gozamos con la presencia de Ospina con sus múltiples apariciones en el fútbol, pero también se debe tener en cuenta, que está en juego la proyección del seleccionado nacional

y que de cara a las próximas citas orbitales que van a celebrarse en Qatar y Norteamérica, podría perder sus máximas insignias por su edad o tal vez su rendimiento, y justamente entre ellos podría estar Ospina.

Ya es momento de que los clubes colombianos y sus dirigentes le presten más atención a sus canteras, ya que la renovación de nuestro fútbol no está lejana y se necesita mantener el buen nivel que tenemos, en el caso de los arqueros, darle una mayor continuidad donde se pueda recobrar la confianza.