Los tres para la Eurocopa

El próximo viernes la Eurocopa, prevista para el año pasado, dará la patada inicial con el partido de Turquía enfrentando a Italia, en el Olímpico de Roma. Será una copa inédita, pues por primera vez en la historia del fútbol, se realizará un torneo con 12 sedes. Ello, con la intención de celebrar el 60.º aniversario desde su creación como Copa de Europa de Naciones que tuvo como campeón a la ya desaparecida Unión Soviética. 

Un torneo que tendrá el espectáculo garantizado, pues muchas naciones llegan con un equipo realmente competitivo. Todo ello, respaldado por una verdadera organización, donde no busca ser protagonista y deja que el  show se lo roben los equipos. Hecho totalmente al revés que la CONMEBOL, donde a 3 días del inicio de la Copa América, no se tiene certeza alguna de dónde se realizará. Mientras la UEFA tiene 12 sedes, acá no tenemos ni una. ¡Un chiste!

Pero hoy no hablaré de la CONMEBOL y sus constantes improvisaciones. Centrémonos en la Eurocopa y los que son para mí, los tres principales candidatos para levantar la copa en Wembley.

BÉLGICA


Fuente: abc.es

Selección a la que siempre se le ha esperado mucho y no logra satisfacer las expectativas. Sin embargo, bajo la batuta del español Roberto Martínez, logró consolidar una estructura, que gira en torno a Kevin De Bruyne y el corpulento Romelu  Lukaku.

También lee: Colombia quiere romper con la superioridad de Argentina

Es, para mí, el menos candidato de la lista, pues cuenta con una historia nula de títulos y grandes resultados. Se aspira a que la historia de Bélgica se esté por contar, ya que dudo que alguna vez tuviese el equipo que tiene hoy. No obstante, tiene que luchar contra esa presión, que le puede costar caro en fases definitivas donde pese más la experiencia que las cualidades individuales.

Sin embargo, son esas individuales que lo tienen en esta posición. Un gran equipo por donde se le mire. En su once tipo, se inicia con uno de los mejores arqueros del mundo, como lo es Thibaut Courtois de gran actuación en el Real Madrid. Se sigue con la línea, que para mí es la que se tiene más dudas, y es la defensiva, pues, si bien es cierto tiene jugadores que llevan mucho tiempo jugando juntos, no son los grandes nombres que debe tener un aspirante al título de Europa. Jan Vertonghen y Toby Alderweireld son los «grandes nombres» que tiene el elenco belga.

Continuando con la zona de mediocampistas, encontramos a un jugador que fue de lo mejor del fútbol europeo durante la temporada como lo fue Kevin De Bruyne, que, a causa del golpe que recibió en la final de la Champions, se perderá el partido debut. No se puede esconder la gran calidad que tiene el jugador del Manchester City, pero no puede jugar solo y necesita de aliados como Youri Tielemans y Axel Witsel que potenciarán la zona de creación y contención de los dirigidos por Martínez. 

Por último, tenemos la zona más importante y con mejores nombres del equipo belga. Basta con mencionar a Romelu Lukaku y se ven asegurados goles y lucha de un hombre que no solo los hace, sino que también los genera. Además, tiene el picante y desequilibrio de Dries Mertens, futbolista que amplía el panorama de oportunidades para la selección.

No obstante, existe la incertidumbre de lo que será Eden Hazard, el jugador más importante para Bélgica, antes de su llegada al Real Madrid. Y es que esa es la cuestión, viene de un evidente bajón de su carrera, acolitado por las constantes lesiones. Sin embargo, como ocurre en muchos casos, vestirse con los colores de su patria es a otro precio y las sensaciones son notablemente diferentes . Si Hazard recupera su nivel en la Eurocopa, ojo con Bélgica

PORTUGAL


marca.com

La actual campeona no puede estar por fuera de lista. Pero no es el único argumento por el cual está en el trío de favoritos, sino por los grandes nombres que tiene en sus filas, liderados por nada más y nada menos que Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores de la época. Además, Fernando Costas, ha logrado consolidar una estructura de equipo, desde su inicio en el 2014 hasta hoy en día, con una Eurocopa debajo del brazo.

Portugal, un equipo que cuando nadie lo tenía en la baraja de candidatos, logró ser campeón superando a la local y máxima favorita, Francia. Un equipo que con el correr de los partidos se iba cogiendo más confianza, finiquitando con el gol de gran factura de Éder, dándole el título.

Y es que nunca se ha visto una mejor selección portuguesa en la última época. Independientemente de Cristiano, existen jugadores de la talla de Bruno Fernandes, jugador revelación de la temporada europea con el Manchester United.

También, en el frente de ataque, cuenta con la figura de Diogo Jota y Joao Félix, jóvenes jugadores que son llamados a liderar a los ‘lusos’ en los próximos años, ante la eventual salida de Cristiano Ronaldo. Pero no solo el fuerte de Portugal está en la parte delantera , ya que tiene en su haber dos centrales de mucha jerarquía como lo es la experiencia de Pepe y la frescura y calidad de Rubén Dias, central sensación que llevó Pep Guardiola al City.

Es así como se tiene un equipo equilibrado que buscará revalidar el título y para que Cristiano continúe llenando sus vitrinas.

FRANCIA


Fuente: mundodeportivo.com

Y qué decir de este equipazo. Los argumentos sobran, al ver la plantilla que se manda el actual campeón del mundo. Esto, combinado con el proceso de nueve años al mando Didier Deschamps hacen que hablar de Francia en la Eurocopa, prevista para el año pasado, dará la patada inicial con el partido de Turquía enfrentando a Italia, en el Olímpico de Roma. Será una copa inédita, pues por primera vez en la historia del fútbol, se realizará un torneo con 12 sedes.

Ello, con la intención de celebrar el 60.º aniversario desde su creación copa signifique hablar del máximo candidato al título. Lo dicen los expertos, lo afirman las casas de apuestas y lo reafirman las figuras que tiene dentro de la cancha.

Tiene todo lo que merece un equipo. Experiencia, jugadores de clase mundial y un proceso de varios años por parte del cuerpo técnico. Lo único que se le puede cuestionar al equipo es que pequen de confiados y exista un equipo que los coja desprevenidos. Hecho poco probable por la jerarquía de sus jugadores. 

Y ¿quiénes son sus jugadores? Simple, los mejores de lo mejor. Iniciemos por la parte posterior del equipo. Su capitán y arquero, Hugo Lloris, cuenta con toda la experiencia que posee alguien que levantó la tan apetecida copa del mundo. Jugador que respaldará a Pavard y Lucas Hernández, del Bayern Munich; Raphaël Varane, del Real Madrid; y a Presnel Kimpembe, del PSG. Dime el equipo al que perteneces y te digo la clase de jugador que eres. Pues eso.

Pero esto no termina aquí, al revés, se pone mejor con el avance  de las posiciones. Continuando con la mitad del campo un nombre que se destaca no solo por su despliegue físico y la excelente salida en limpio que le brinda a su equipo; sino, por su personalidad, pues la humildad es lo que más lo caracteriza, pues le da pena alzar las copas que con tanto esfuerzo hizo parte. Sí, es N’Golo Kanté, actual MVP de la final de la Champions League.  Un pequeño gigante, que cuenta con el apoyo que le brinda Paul Pogba, del Manchester United y Corentin Tolisso del Bayern Munich.

Y ahora sí, la zona que no solo da gusto verlos, sino que provoca pánico para cualquier selección del mundo. Iniciemos por Antoine Griezmann, futbolista que tuvo una temporada difícil en el Barcelona, pero con y la baja de nivel del conjunto culé, fue de los que mejor remataron el final de temporada. Además, es otro jugador cuando se pone la azul, hecho que surge, de algún modo, por  su compañero habitual en el frente de ataque, Kylian Mbappé. Futbolista que temporada tras temporada reafirma las expectativas que, a tan corta edad, cayeron sobre sus hombros. Y, por último, la figura de quien se creyó, nunca lo volveríamos a ver vestido con la camiseta francesa, Karim Benzema, quien tras un escándalo dejó de jugar para la selección por 5 años, 7 meses y 10 días. Sin embargo, su presencia brinda otro salto de calidad más para la selección haciendo que esté varios escalones por encima de los demás.