Ollas presentes

Tiempo de lectura estimado: 2 minutos

Ollas populares, organizadas por la Coordinadora Popular y Solidaria (CPS), realizan este martes una movilización exigiendo mayor acción del gobierno frente a la situación de precariedad en la que funcionan actualmente.

Bajo el lema “ollas por vida digna”, la Coordinadora Popular y Solidaria se creó en agosto de 2020, con el fin de aunar las diferentes ollas populares impulsadas por la crisis social y económica resultado de la pandemia. Se compone actualmente por 250 iniciativas, nucleadas en 17 redes y coordinadoras que sirven, en promedio, 22.354 porciones diarias de alimento.

“Somos un espacio de acción colectiva de ollas, merenderos y otras iniciativas que nacen de la emergencia alimentaria.” [@coordinadorapopularysolidaria en Instagram]

La movilización se realiza bajo el lema “Las ollas decimos basta: BASTA de hambre, BASTA de desigualdad, BASTA de precariedad, BASTA de negociar con la necesidad de la gente”. E insta al gobierno a tomar una postura activa frente a las necesidades alimentarias solventadas, hoy en día, por iniciativas sociales con recursos limitados.

Tambien lee : El escándalo de corrupción en un millonario contrato de conectividad en Colombia

El folleto que convoca a la movilización establece que “cada vez más personas dependen de la solidaridad de vecinos y vecinas para poder alimentarse y el gobierno ha cargado la responsabilidad a los colectivos solidarios y a su esfuerzo material, emocional y físico”.

Agrega también que “las respuestas del gobierno han estado enfocadas en fortalecer un asistencialismo tercerizado y privatizado que muy lejos está de cualquier política que ataque al fondo de los problemas”. Y finaliza con la leyenda “SEGUIREMOS CONSTRUYENDO COMUNIDADES SOLIDARIAS. ¡GOBIERNO AUSENTE, OLLAS PRESENTES!”.

Brazo Solidario del Uruguay, que funciona desde 2010 en diferentes barrios de Montevideo y cuenta actualmente con 5 comedores infantiles, es una de las organizaciones que adhieren al reclamo. 

“Nos adherimos a la movilización porque entendemos que las ollas populares no pueden ser la solución a una problemática tan compleja como la pobreza”, comentó una de sus integrantes en conversación con Revista Solsticio. Y agregó que “son miles de personas las que, día a día, comen de estas iniciativas solidarias y consideramos que el Estado debe hacerse responsable”.