Orange Is the New Black: una mirada a la diversidad

Llegó el mes del orgullo, el más colorido y alegre del año. Netflix no se ha quedado atrás en esta cuestión, y por eso traigo al recuerdo a Orange Is the New Black, una serie que ha roto tabúes en cada episodio.

Esta serie pionera de la plataforma, que ha sido un pilar en los inicios de la misma, marcó un antes y un después en la vida de muchos espectadores.

Jenji Kohan se inspiró en el libro de Piper Kerman para su creación. Con el mismo nombre que la serie, este relata sus memorias en la prisión luego de ser arrestada por blanqueo de dinero para un negocio de drogas de su novia.

Con una adaptación en la que se mezcla grandes dosis de humor con drama, es que la serie toma vida en una plataforma poco conocida por aquel entonces. El 11 de julio de 2013 aparece en nuestra pantalla la historia de Piper Chapman.

También lee : Los Guantes

Su vida transcurría con suma normalidad e incluso estaba a punto de comprometerse con su novio Larry, cuando recibe la inesperada noticia de su acusación.

Por un crimen de cooperación vinculado al tráfico de drogas, que había cometido años atrás para su novia Alex Vause, una narcotraficante, Piper decide entregarse a la policía.

Desarrollada en la prisión de Litchfield en su comienzo, el día a día de Chapman, va acompañado de las historias de vida del resto de las reclusas y funcionarios.

Nos encontramos con temas cargados de actualidad e importancia social. Homosexualidad, transexualidad, inmigración ilegal, discriminación en todos sus tipos, violación, aborto, salud mental, negligencia policial y corrupción son algunos de ellos.

Con diversidad en todo su espectro y elenco, nos enamora con las historias de sus personajes. Las parejas LGBTQ+ son tratadas a nivel actoral con total libertad y sin censura alguna, dejando en claro que el amor es amor en toda su expresión.

Orange ha llegado al corazón de millones de personas, ayudando a aceptarse y a aceptar; a poder escuchar al otro con respeto. Ha dado una nueva visión de las prisiones, e incluso iniciado fondos de recaudación para causas que luchan por la justicia penal, como lo es Poussey Washington Fund.

Le ha dado voz a las minorías y a los cientos de individuos que son invisibilizados por el sistema o la misma sociedad. Expone las injusticias y nos deja con el sabor de querer luchar por un mundo más justo, donde la violencia y la discriminación desaparezcan.

En mi opinión, estas son algunas de las numerosas razones que hacen digna de ver a esta aclamada y premiada serie. Si eres un cinéfilo o cinéfila serial, que quiere festejar este mes de orgullo, no olvides darle un vistazo.