Peñarol a la semifinal de la Sudamericana

Le ganó por 1-0 a Sporting Cristal (Per) en el estadio Campeón del Siglo (Uru) y fue ante los ojos de los cinco mil hinchas que pudieron asistir bajo protocolo estricto.

Además de estar jugando en su estadio, el aurinegro ha ido ganando confianza a lo largo del campeonato sudamericano. Es un equipo que viene teniendo un gran desempeño, producto de la firmeza de Larriera (director técnico de Peñarol) sobre las decisiones en el campo y en el trabajo del preparador físico del equipo. Tras el 3-1 de los aurinegros en Perú salieron a jugar más tranquilos, pero sin dejarse estar.

Fueron 90 minutos levemente parejos y aunque victoriosos, a Peñarol no se lo vio en su máximo esplendor. En un primer tiempo difícil, donde el carbonero no encontraba bien la pelota y el albiceleste intentaba y tenía facilidad de llegar al área contraria por la derecha, pero Dawson (arquero de Peñarol) no les daba chance.

A los 11 y a los 25 el Sporting Cristal estuvo muy cerca de marcar en el Campeón del Siglo aunque ambas pelotas -de los peruanos Percy Lizas y Canchita Gonzales- terminaron en las manos del portero aurinegro.

También lee : FIFA presenta campaña por la salud mental

Fue tras el pase de Chaves desde el área hacia Trindade que la esperaba fuera, y a los casi 40 minutos del juego la para de pecho y remata con un derechazo que rebota en el arquero peruano antes de entrar al arco. Desde el gol se vio a Peñarol más cómodo para el resto del partido.

Con solo 45 minutos restantes, el equipo peruano siguió intentando, y con algunas pelotas perdidas de Peñarol llegó a asustar a Kevin Dawson, sobre los ’61 y ’69. Pero la falta de definición de los delanteros peruanos no dejó que se cumpliera el objetivo. El equipo peruano tuvo más llegadas al área pero no logró anotar.

Ya a mitad del segundo tramo, el técnico aurinegro pudo refrescar el juego que transcurría sin dejar mucho que hablar. Cambiando algunos delanteros logró generar algunas tensiones sobre los minutos finales, pero no pudieron mover el marcador que siguió 1-0 hasta el final del partido.

Y así fue el retorno del público al fútbol uruguayo, bajo el estricto protocolo los 5 mil hinchas del aurinegro se dieron el lujo de ver al carbonero confirmarse como semifinalistas de la sudamericana, lo que muchos anhelaban desde principios del 2020.