Perder peso es igual de peligroso que aumentarlo

Mantener un peso saludable es igual de difícil que perder peso. Por esta razón, es que se produce fácilmente el llamado “efecto yo-yo” (también conocido como efecto rebote o efecto de recuperación de peso). El cual, básicamente, es la pérdida voluntaria de peso y posteriormente la recuperación de esos kilos.

Según estudios, no solamente el aumento de peso, sino también, la pérdida de este, no deben ser considerados como fenómenos deseables si el rango de fluctuación es grande. En particular las personas con enfermedades renales crónicas deben tener cuidado de no caer en el efecto yo-yo.

De acuerdo con Din Gi Kim, profesor del departamento de Nefrología del Hospital de la Universidad de Seúl y su equipo, los pacientes con enfermedades renales crónicas y que sufren efecto yo-yo, tienen una mayor probabilidad de morir por accidente cerebrovascular, infarto de miocardio y enfermedad renal en etapa terminal.

También lee : Covid-19: Perú al borde de una tercera ola

Usando datos del Seguro Nacional de Salud, el equipo de investigación dio seguimiento a mas de 80.000 pacientes con enfermedades renales crónicas, durante cuatro años. Después de clasificar a 21,159 personas en cuatro grupos en orden de cambio de peso, se pudieron observar las siguientes diferencias.

Como resultado, cuando es mayor el fenómeno yo-yo, es peor el pronóstico de salud.

El cuartil con mayor cambio de peso medio tenía aproximadamente un 66.2% más de riesgo de muerte y un 19.1% 18.9% y 20.1% más riesgo de sufrir un infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y enfermedad renal en etapa terminal, en comparación con el primer cuartil, con menor cambio de peso.

También se vio una tendencia a aumentar constantemente el riesgo dentro del grupo con mayores fluctuaciones de peso. Esta tendencia fue independiente a la dirección de cambio corporal.

Normalmente, se piensa que aumentar de peso es peligroso, pero el riesgo también aumenta cuando se pierde peso muy rápido y se experimenta el fenómeno yo-yo.

“Hemos confirmado que el fenómeno yo-yo, puede tener un efecto negativo en pacientes con enfermedades renales crónicas, es por eso por lo que se necesita un control de peso saludable”. Menciona el profesor Dong Gi Kim.

En lugar de apuntar al peso en sí, se explica que el objetivo, debe ser tener una dieta balanceada y un comportamiento saludable, como hacer ejercicio.