Popayán: ola de violencia en el marco del Paro Nacional

En el marco del Paro Nacional que se ha realizado desde el pasado 28 de abril en Colombia; en la ‘Ciudad Blanca’ se han llevado a cabo un sinfín de marchas en las que se han visto actos pacíficos, pero así mismo, se han dado enfrentamientos entre la Policía Nacional, el ESMAD contra la población que sale a marchar en las diferentes concentraciones.

La protesta social, en la capital caucana, se ha visto empañada por sangre, acoso sexual, muertes y abuso policial en contra de la población, quienes luchan frente al Gobierno de Duque y la serie de reformas que se han generado para ser aplicadas en el pueblo colombiano.

El miércoles 12 de mayo se dieron a conocer varios casos de abuso policial en la ciudad, especialmente en sectores aledaños a la URI (Unidad de Reacción Inmediata), hechos que fueron captados por el personal de la brigada de salud, derechos humanos, la prensa y manifestantes que estaban en las inmediaciones.

También lee : 200 años de la muerte de Napoleón y las protagonistas son las joyas imperiales

Uno de los casos que se dio a conocer ya es materia de investigación. Una joven de 18 años quien apoyaba la brigada de salud a la que su madre pertenece, fue maltratada tanto física como psicológicamente entre seis agentes de la policía en frente de su madre.

“No me dejaron llegar donde ella, aún tengo el vestido que los policías me rasgaron…, la cogían del pelo, la tiraron al piso y yo me sentía impotente” indicó la madre de la joven.

Además, la madre indica que no pudo llevarse a su hija de las instalaciones de la URI sino después de una hora, “la abracé y le pregunté que le habían hecho dentro de la URI” a lo que mi hija me responde que adentro no, pero afuera sí, no la rebajaban de perra, que ¿qué hacía en la calle? que “¿Por qué no estaba en la casa cocinando?” “Que rico pa lamerte”, “bajáte los pantalones para violarte” indicó la madre de la joven de 18 años.

El mismo día, se conoce el caso de Alison Ugus por medio de un video de redes sociales, la joven de 17 años de edad fue conducida por cuatro agentes del ESMAD, sujetándola cada uno de una extremidad, a tal punto que deben hacer una pausa para que la joven se suba el pantalón como se evidencia en el video. Se presume que en el interior de la URI fue agredida de diversas formas, pues Alison al siguiente día decide quitarse la vida en su casa de residencia, no sin antes haber posteado en su Facebook el video donde se evidencia su arresto y comentando:

“Les tocó cogerme entre 4 no Hijueputas?? Yo soy a la que cogieron, en ningún momento me ven tirando piedras, no iba con ellos, me dirigía hacia la casa de un amigo que me dejaría quedar en su casa, cuándo menos pensé estaban encima, ni siquiera corrí porque era peor, lo único que hice fue esconderme detrás de un muero, y solo porque estaba grabando me cogieron, en medio de eso me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban “desnudando” quitando el pantalón.

Pero casi les da un mal cuando me revisaron los documentos y se dieron cuenta que soy hija de un policía, apoyo totalmente el paro y las manifestaciones, pero ayer NO ESTABA CON LOS DE LAS MARCHAS. #UribeParacoHpta”, fue la última publicación de Alison en su Facebook.

Estos hechos no son los únicos que se han presentado en la ciudad, pues el 14 de mayo en la protesta que se realizó en contra del fallecimiento de Alison, la joven que presuntamente fue abusada por miembros del ESMAD; las instalaciones de la URI y Medicina Legal fueron incendiadas después de fuertes enfrentamientos entre la comunidad y la Policía, dónde además en el lugar de los hechos un joven de 27 años de edad fue afectado por  un artefacto lanzado por el ESMAD, quien finalmente llega al hospital sin signos vitales.

Cabe resaltar que varios jóvenes que han sido partícipes de las marchas, han tenido complicaciones en su integridad física y psicológica y aún sin ser parte de las marchas, como es el caso de Juan Villa, reconocido músico, quien, al salir a comprar un medicamento a la farmacia, fue atacado por Policías. El joven perdió su ojo izquierdo.

Ante los hechos ocurridos, el Gobierno Nacional se pronunció enviando al Ministro de Defensa, Diego Molano, quien después de un consejo de Seguridad con el Gobernador del Cauca,  Elías Larrahondo  y el Alcalde, Juan Carlos López, dio una rueda de prensa señalando la recompensa de 50 millones de pesos por alias Andrés, alias Cheto, alias Maíz y alias Caleño; alias con los que se conocen reconocidos líderes sociales de la ciudad, a lo que la comunidad payanesa respondió rechazando el pronunciamiento por medio de videos e ilustraciones en redes sociales con los #MinistroDeDefensaFuiYo, #JuanCarlosCastrillónFuiYo, #ParoNacional y #MolanoRenuncie.