Próxima generación de naves espaciales Orion, se encuentra en producción

La nave espacial Orion de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio), durante la próxima década llevará astronautas durante las misiones de Artemisa a la luna, con el fin de prepararse para las misiones humanas a Marte. El trabajo en la nave espacial para Artemis I está casi terminado, Artemis II está en marcha y la NASA está progresando en vehículos para las misiones posteriores.

La agencia ha completado recientemente la soldadura en el recipiente a presión de Artemis III Orion, el marco subyacente de la cápsula hermética para astronautas llamada módulo de tripulación. Esta estructura es la primera pieza importante de hardware en la fase de producción de Orion con el contratista principal Lockheed Martin.

Cathy Koerner, directora del programa Orion, dijo: «La NASA está cambiando su enfoque de la fase de desarrollo a la fase de producción de la nave espacial Orion para permitir una presencia a largo plazo en la Luna y sus alrededores»

La fase de desarrollo, llamada: diseño, desarrollo, prueba y evaluación (DDT & E), se da cuando se definen los requisitos de Orion, el diseño será sometido a revisión y refinamiento, mientras que la nave espacial y sus sistemas pasan por revisiones muy rigurosas.

McClung, jefe de personal del programa, planificación y control de Orion, expresó: “Todas las pruebas intensivas que hemos realizado han demostrado el diseño de la estructura de Orion, una estructura bien entendida y definida nos da una gran confianza para avanzar a la fase de producción”.

Cada componente de Orion ha sido sometido a pruebas exhaustivas desde el comienzo DDT & E para preparar a Orion para esta transición. Esto incluye Exploración Flight Test-1, la primera prueba de vuelo de Orión en 2014 que demostró su valía espacial en una órbita terrestre alta, y probó el escudo térmico de la nave espacial durante la entrada a la atmósfera terrestre y los sistemas de recuperación de la cápsula.

La NASA ha completado exitosamente las pruebas del sistema de paracaídas del Orion, el sistema de a bordo de lanzamiento con dos pruebas de lanzamiento conocidas como: Pad Abort-1 y Ascent Abort-2.

 La fase DDT & E concluirá oficialmente con la misión Artemis II , el primer vuelo de prueba con tripulación. Aunque no se espera que los cambios estructurales en el vehículo provengan de Artemis I y II, los resultados de la misión pueden generar cambios menores o actualizaciones en las versiones posteriores.

Paul Marshall, director asistente del programa Orion, dijo: «A medida que volamos, aprenderemos y adaptaremos la nave espacial a las misiones según sea necesario». Esto podría incluir la modificación de los sistemas de la tripulación o las interfaces de la tripulación con el fin de ayudar a los astronautas a realizar misiones futuras de la manera más fluida posible.

Fase de producción

En esta fase los ingenieros aplicarán mejoras al diseño de Orión, con el fin de garantizar que la fabricación y el montaje sean lo más eficiente posible. Una de las mejoras que se realizaron fue la reducción del número de piezas soldadas que componen el recipiente a presión de Orion, el diseño original del recipiente a presión tenía 33 piezas soldadas, estas se simplificaron a siete para Artemis I en adelante, para mejorar la capacidad de fabricación y ahorrar más de 700 libras de exceso de peso.

Con las siete soldaduras menos recientemente completadas en el recipiente presión Artemis III en la instalación de ensamblaje Michoud de la NASA en Nueva Orleans, y los cambios de diseño estructural y las pruebas completadas, comienza una línea de producción más eficiente y optimizada para naves espaciales.

Según el contrato de producción y operaciones de Orion (OPOC) otorgado a  Lockheed Martin, la NASA se ha comprometido a ordenar un mínimo seis y 12 naves espaciales Orion. La agencia ordenó tres naves espaciales Orion en 2019 para las misiones Artemis III a V, y planea pedir tres cápsulas Orion adicionales en el año fiscal 2022 para las misiones Artemis VI a VIII.

También lee : El increíble mundo de los parásitos

Kelly DeFazio, directora de programas de operaciones de producción en Lockheed Martin, dijo: “Nuestra estrategia para pasar del diseño y desarrollo a la producción se centra en la optimización mediante la realización de cambios en varias áreas diferentes para emerger con un flujo más eficiente”.

Algunos ejemplos de optimización de la producción de Orion incluyen:

  • Cambiar la estructura organizativa de los empleados de una estructura de equipo de producto grande e integrada centrada en el diseño, desarrollo y calificación, a equipos de trabajo multifuncionales más pequeños centrados en el rendimiento de la producción y la calidad del producto.
  • Incorporar sistemas para identificar y abordar las limitaciones en el flujo de producción y el uso de herramientas inteligentes como la realidad aumentada en el piso de producción.
  • La apertura del Centro de Navegación, Pruebas, Ensamblaje y Recursos (STAR) de Lockheed Martin en Titusville, Florida, a principios de este verano para optimizar la capacidad de fabricación.
  • Reutilizar los módulos de la tripulación de Orion y los sistemas de alto valor, combinados con la capacidad de comprar material y componentes a granel, lo que contribuye a reducciones considerables de costos en comparación con las naves espaciales producidas con DDT & E.

Si usted desea más información sobre la nave espacial de la NASA Orion, puede acceder a la siguiente página: https://www.nasa.gov/exploration/systems/orion/