Ropa de segunda mano: una opción para ayudar al medio ambiente

La fast fashion generó que comprar y desechar la ropa, después de haber finalizado la temporada, fuera una práctica normal y cotidiana. Esto sin ser conscientes de las consecuencias devastadoras que acarrean a nuestro planeta. Y a su vez, sin pensar en los millones de personas que son sometidas a trabajos desfavorables, creando altas cantidades de producción para poder ganarse un pago medianamente considerable.

Es indiscutible el impacto medioambiental de la industria textil, pues el 10 % de la contaminación en el mundo procede de la industria de la moda. Este sector produce más de 92 millones de toneladas de desechos y consume 1.5 billones de toneladas de agua al año, esto de acuerdo a una revisión de estudios liderada por la Universidad de Aalto (Finlandia) y publicada en la revista Nature Reviews Earth & Environment.

Frente a estas problemáticas, surgen nuevas alternativas de compra responsable y consciente con el medio ambiente. Este es el caso de la compra de segunda mano que cada vez se pone en más tendencia.

También lee : Erupción en el Congo

Al comprar ropa de segunda mano estamos reutilizando, dándole una nueva vida a la vestimenta que ya fue de alguien y no solo eso, sino que de paso ayudamos al medio ambiente a disminuir la huella de carbono y los gases de efecto invernadero. 

Algunas prendas pueden tener una segunda vida. Se les puede dar un toque personal: algunas ideas son ponerles parches, bordados o, incluso, convertirlas en algo totalmente nuevo.

Si tu decisión final es no usar más la prenda, ¡no la tires! Lo mejor es donarla a una fundación o a personas cercanas. Si deseas donarla, asegúrate de que, en efecto, pueda ser utilizada, de que no termine en la basura y que esté limpia.

Reciclar es otra opción: puedes llevar tus prendas a almacenes de ropa que la vayan a usar para la producción de otras prendas o, desde casa, puedes usarlas para limpiar o para construir otros objetos como bolsos o camas para tu mascota.

Cada vez hay más y más personas uniéndose a esta tendencia. ¿Qué esperas tú para unirte?