Salud física en pandemia

Las medidas para evitar la propagación de la covid-19 nos han acercado a un estilo de vida más sedentario, llegando a afectar nuestra salud. Algunos se han podido adaptar, logrando hacer sus rutinas en casa; pero para otros la historia es diferente. 

El temor al contagio, el cierre de gimnasios durante un periodo extenso y la suspensión de diversas actividades físicas de contacto, no han ayudado al tema. Si bien hoy en día se están incorporando paulatinamente algunas actividades, hay quienes optan por esperar un poco más para reanudar. 

A continuación compartimos algunas actividades que ayudan a nuestra salud física y que no requieren de muchos materiales ni de contacto humano:

  • Caminar en sitios en los que no haya aglomeraciones 
  • Utilizar la bicicleta
  • Rutinas de ejercicios caseros, como por ejemplo: serie de sentadillas, flexiones, zancadas, elevaciones.
  • Rutinas de calistenia
  • Subir y bajar escaleras
  • Saltar la cuerda
  • Practicar yoga
  • Bailar
También lee : Dos de Sinovac, una de Pfizer

El deporte es una pieza fundamental en la salud de cada individuo, tanto física como mentalmente. Siendo este último punto de suma importancia en tiempos que, para muchos, son de encierro y de mayor soledad. 

Reducción del estrés, control de la depresión y de la ansiedad, prevención de múltiples enfermedades, regulación de los niveles de oxígeno y aumento de energía son solo algunos de los beneficios que actividades como las enunciadas pueden causar. 

Como señala El Financiero, la OMS recomienda que la actividad física sea de 60 minutos diarios en niños y jóvenes; en tanto que para los adultos y adultos mayores se recomiendan 150 minutos semanales de aeróbico con intensidad moderada. Pese a esto, en todos los casos se deben realizar chequeos médicos que certifiquen la aptitud para realizar actividades físicas.