Un día para hablar como Jack Sparrow

No es broma, hay un Día para Hablar como Pirata y existe desde 1995. Surgió más bien como una efeméride entre amigos -John Baur y Mark Summers-, luego de que uno de ellos soltara el característico “arrr” de pirata durante una lesión deportiva.

¿Por qué es el 19 de septiembre? Porque ese es el cumpleaños de la esposa de Summer. Mejor no seguir indagando sobre estos amigos que tuvieron una desmesurada atención mediática y concentrarnos en lo que importa: los piratas.

Todos los piratas están abrazados por una imagen icónica de la mascota, mono o loro, en el hombro, la mugre, las leyendas fantásticas, los barcos, la deshonestidad, el desprecio por la ley terrestre, un amor incondicional al ron y  a los derivados del alcohol.

En el imaginario popular hay muchos, siempre han estado en libros y películas. Los que más se conocen es el Capitán “Arrr” de Los Simpson, el Capitán de la intro de Bob Esponja, Barba Roja, Barba Negra y nuestro queridísimo Jack Sparrow con sus acompañantes.

No hay nada más “piratezco” que la interpretación que hizo Johnny Deep sobre el Capitán Sparrow, navegante de los siete mares sin timón. Un personaje que se ve interpelado por historias fantásticas de sirenas, monstruos, maldiciones y tesoros.

También lee : 2021: la brecha salarial sigue siendo superior a un 20%

“Pero el ron ¿por qué?” Se queja el Capitán Sparrow con desazón mientras las últimas reservas de alcohol arden detrás de él (Escena de Piratas del Caribe).

En la web de “CODIGO NUEVO” hay una nota en donde se recomiendan frases de Jack Sparrow que “pueden salvarte la vida”. Una de ellas es para cuando tus compañeros no te dejan meter mano a la alcancía comunitaria: “Soy deshonesto, y siempre puedes confiar en que la persona deshonesta será deshonesta. Honestamente. Es a los honestos a los que tienes que vigilar de cerca, porque nunca puedes predecir cuándo harán algo… absurdo”.

¿No es curiosa la forma en la que hablan los piratas? Su acento parece el de un borracho empedernido, así que el Día de Hablar como Pirata parece más bien una invitación a tomar ron hasta que las palabras se arrastren.