Una maestra Estadounidense ganó el nobel de la educación

Keishia Thorpe fue la ganadora del premio Global Teacher prize, el cual se otorga anualmente a un maestro excepcional, que ha realizado una contribución tanto a la educación como a la sociedad; el premio tiene valor de un millón de dólares y lo entrega la Fundación Varkey en conjunto con la UNESCO. La ceremonia se celebró en París de forma virtual.

De ocho mil postulantes, se seleccionaron diez finalistas, entre ellos se encontraba la docente argentina, Ana María Stelman. Maestra de ciencias naturales en la escuela primaria Fragata. Uno de sus proyectos este año fue mostrarles a los estudiantes vía video llamada, la base Orcadas, estación científica en la antártica, en una nota con infobae señaló: “La realidad de los chicos es muy es diferente a la nuestra. Yo trato de mostrarles otras posibilidades. Las videollamadas con otras provincias las utilizo para que entiendan que hay un mundo enorme al que ellos pueden acceder. Una vez que fuimos a pasear por la ciudad, llegamos a la Catedral y uno de los chicos me preguntó: ‘¿De quién es este castillo?’. Se trata de abrirles el panorama, de darles herramientas para que ellos puedan avanzar”

También lee : Dia de muertos: tradiciones similares en Latinoamérica

Sin embargo, la ganadora del premio fue Keishia Thorpe, inmigrante jamaiquina y maestra de inglés en la International High School Langley Park, una escuela con una mayoría de alumnos inmigrantes que se encuentran en situaciones vulnerables. Thorpe reacomodó el plan de estudio para que cumpliera con las necesidades de sus estudiantes, también los ayuda a conseguir becas totalmente financiadas. Entre 2018 y 2019, logró que sus alumnos obtengan becas por 6.7 millones de dólares en total.

Su amor por la filantropía no se queda solo en el aula si no también creó el US Elite International Track and Field Inc una organización sin fines de lucro que ayuda a jóvenes atletas, a conseguir becas universitarias. Hasta el día de hoy, ayudó más de 500 jóvenes y el 90% de ellos se graduó en sus respectivas carreras.

Durante la ceremonia que se transmitió en vivo , Thorpe dijo: «La educación es un derecho humano y todos los niños deben tener derecho a acceder a ella». Y explayó «Este reconocimiento no se trata solo de mí, sino de todos los soñadores que trabajan tan duro y se atreven a soñar con acabar con la pobreza generacional».