Una nueva oportunidad para la despenalización en Colombia

La Corte Constitucional está a pocas horas de votar la despenalización del aborto en Colombia. Los magistrados evalúan dos demandas, una presentada por un abogado y otra por el movimiento “Causa Justa”. Ambas piden que se elimine la causal de “delito” para la interrupción voluntaria del embarazo.

La Sala Plena de la institución, conformada por nueve magistrados, debe tomar una decisión antes del viernes 19 de noviembre. Se prevé que la proporción de votos está 4-3 en contra de la despenalización, lo que deja un panorama poco alentador, pues el fallo podría ser definido por la decisión que tome la magistrada, Diana Fajardo, y la declaración de impedimento de Alejandro Linares.

Las demandas que piden despenalizar el aborto en el país serán analizadas al mismo tiempo por los magistrados, ambas parecidas, pero cada una con sus propias particularidades. Las demandas van a ser presentadas por el magistrado Alberto Rojas y por el presidente de la Corte, Antonio José Lizarazo.

Los argumentos en los que se basa la primera demanda incluye que el aborto al ser catalogado como delito “crea una discriminación odiosa e injustificada” al ser aplicable unicamente a las mujeres en caso de que aborten, situación que no ocurre con los hombres. Teniendo esto en cuenta, el aborto es un “delito de género”, por lo que se pretende que desaparezca del Código Penal y que sea el Congreso quien reglamente la interrupción voluntaria del embarazo y sus plazos.

También lee : Uruguay: ¿Podría dejar de ser obligatoria las elecciones de BPS?

A lo anterior se le suma que “existe una resignificación sobre los derechos sexuales y reproductivos”, lo que amerita un nuevo pronunciamiento judicial, pues según las demandas, los tiempos han evolucionado y ya no son necesarias solo tres causales para garantizar los derechos de las mujeres.

Por otro lado en la demanda que presentó la coalición Causa Justa por el aborto, formada por organizaciones feministas, y que tiene que exponer el magistrado Lizarazo, existen seis argumentos que tienen que ver con que regular el aborto a través del Código Penal obstaculiza su acceso a través de las causales.

Es decir, la demanda se basa en las barreras que hay para el acceso del aborto, aun bajo las tres causales que actualmente regulan el aborto en Colombia, que según la demanda “vulneran la igualdad pues las barreras estructurales afectan desproporcionadamente a mujeres y niñas en situación de vulnerabilidad”, como las que viven en entornos rurales.

De esta forma, se exponen investigaciones que documentan que “el delito de aborto es ineficaz porque no evita que las mujeres aborten, pero sí fomenta que se hagan en condiciones de inseguridad”.

El aborto en Colombia

El aborto en Colombia está permitido  por la sentencia  de la corte Constitucional C-355 de 2006, esto unicamente bajo tres causales: cuando está en riesgo la salud o la vida de la madre, cuando es fruto de violación o incesto o si hay malformación del feto.

En el resto de casos, según el artículo 122 del Código Penal colombiano, las mujeres (o quienes les practiquen el aborto) se exponen a hasta 54 meses de prisión. Se estima que unas 400.000 mujeres y niñas se someten cada año a un aborto inducido en Colombia y aproximadamente un tercio de ellas sufren alguna complicación; además, el aborto inseguro es la cuarta causa de mortalidad materna del país.

Con las demandas que se encuentran actualmente en la corte podria llegarse a despenalizar el aborto en Colombia, sin embargo, es necesario el voto favorable de cinco de los nueve magistrados en cualquiera de los dos debates. Todo esto depende de lo que pase con la declaración de impedimento de Alejandro Linares.

Un debate similar presentado en 2020 -que pedía despenalizar el aborto sin barreras hasta la semana 16 de gestación- solo fue apoyado por tres magistrados, por lo que se espera que en esta nueva oportunidad se consigan más votos positivos.