Vaquita marina: al borde de la extinción

La vaquita marina es una marsopa que habita solamente en las Islas y áreas protegidas del Golfo de California. Este sitio, formado por 244 islas, islotes y áreas costeras, posee una gran riqueza de diversidad marina y grandes ecosistemas, por lo cual, fue declarado como Patrimonio Natural de la Humanidad en el 2005. Sin embargo, en la actualidad, cada vez se observa menos a esta especie de cetáceos.

Se estima que tan solo quedan alrededor de una docena de ejemplares, por lo cual hay que extremar las medidas de protección. Como suelen verse envueltos en contrabando, y caen con facilidad en las redes de pesca, la tarea no es fácil. En 2017 se intentó trasladarlas para poder brindarles los cuidados necesarios, sin embargo, el proyecto se canceló luego de que una hembra no sobrevivió al estrés causado.

También lee : Contaminación generada por tapabocas se hace visible

Este bello animal es el cetáceo más pequeño del mundo. Debe su nombre al aro oscuro que rodea sus ojos, asimilándolo al aspecto de los bovinos; también posee esta coloración oscura en sus labios y boca. Otro de los aspectos que lo enternece es su cabeza redondeada y su hocico corto. Según expertos, se calcula que cada ejemplar pesa alrededor de 55 kg y alcanzan 1,4m -1,5m de longitud.

La vaquita marina fue vista por primera vez en la década de los 50´ y, para nuestro pesar, ya se encontraba en inminente peligro de extinción. Los protectores insisten en la importancia de actuar a tiempo para garantizar la seguridad de los animales, “ante la primera señal de peligro” indica Podolsky para National Geographic.